Diferencias entre la fecha de caducidad y la fecha de consumo preferente. La vida útil de los alimentos

¿Qué es la vida útil de los alimentos?

La vida útil de un alimento indica el tiempo que transcurre desde su elaboración hasta su deterioro. Diferentes factores como la temperatura, la luz, la humedad o la presencia de oxigeno la pueden hacer variar.

La vida útil de un alimento varía mucho en función de su naturaleza y del método de conservación que se emplee, así la vida útil de la leche o zumos, en la nevera, una vez abiertos es de 3-4 días, el pescado y los productos cárnicos 3 días, los helados en el congelador, las galletas o el chocolate en un lugar fresco y seco y las latas y conservas pueden conservarse en condiciones óptimas más de 6 meses.

conservas. vida útil alimentos

Es muy importante diferenciar los alimentos con fecha de caducidad de los alimentos con fecha de consumo preferente, ya que las connotaciones sanitarias una vez pasada esa fecha son muy diferentes.

¿Qué es la fecha de caducidad de un alimento?

La  fecha de caducidad es la fecha a partir de la cual el producto no se debe ingerir, ya que no es adecuado para el consumo. Se puede consumir el producto hasta el mismo día en que aparece en la fecha. Una vez superada esa fecha el producto debe ser retirado de la venta y nunca debe ser consumido.

Se utiliza en productos muy perecederos desde el punto de vista microbiológico: leche pasteurizada, cremas, carnes, etc….

alimentos perecederos. fecha de caducidad

 

¿Qué es la fecha de consumo preferente de un alimento?

La fecha de consumo preferente o duración mínima de un alimento es la fecha hasta la cual el producto mantiene sus propiedades específicas, siempre que se guarde en condiciones adecuadas de conservación. Pasada esa fecha, la calidad del producto puede disminuir, pero en ningún caso conlleva problemas para la salud.

Aunque no indica que el alimento no pueda consumirse, lo que sí que indica es que termina el período en el que el producto es comercializable por que ya no ofrece sus mejores cualidades al consumidor y por tanto debe ser retirado de la venta.

Se utiliza para alimentos con poco agua (aceite, legumbres, cereales), deshidratados (pures, sopas,…), esterilizados (latas, leche) y huevos.

legumbres

 

¿Qué es lo que vamos a ver en el etiquetado?

En función de la vida útil  de cada alimento, la fecha de caducidad o fecha de consumo preferente se refleja en el etiquetado de distintas maneras:

  • Los que no pueden conservarse más de tres meses deben indicar «consúmase preferentemente antes de» o «fecha de caducidad» seguido del día y el mes.
  • Los alimentos que sí pueden conservarse más de tres meses deben indicar «consúmase preferentemente antes de» o «fecha de caducidad» seguido del mes y del año.
  • Los alimentos que pueden conservarse más de 18 meses deben indicar «consúmase preferentemente antes del final de» o «fecha de caducidad» seguido del año.

 

¿Puede haber alimentos que no lleven indicado su fecha de caducidad o fecha de consumo preferente en su etiquetado?

La fecha de duración mínima, o la fecha de caducidad en el caso de productos alimenticios muy perecederos por razones microbiológicas, habrá de constar en todos los comestibles envasados, salvo las excepciones previstas en la normativa vigente.

fecha consumo preferente. vida útil alimentos

Quedan excluidos de la obligación de mencionar una fecha límite, bien sea de caducidad o de consumo preferente, los siguientes productos:

  • Frutas y hortalizas frescas, incluidas las patatas que no hayan sido peladas o sometidas a cualquier tratamiento.
  • Vinos, vinagres y otras bebidas alcohólicas hechas a base de uva o mostos de uva.
  • Bebidas con graduación superior a 10º.
  • Bebidas refrescantes, jugos de fruta y néctares en envases de más de 5 litros destinados a colectividades.
  • Los productos de panadería o repostería que por su naturaleza se consumen normalmente en el plazo de veinticuatro horas.
  • Los productos de confitería consistentes casi exclusivamente en azúcares aromatizados y/o coloreados.
  • Porciones individuales de helados.
  • Sal de cocina y azúcar.
  • Los chicles y los productos similares de mascar.

verdura

 

Autora: Inés Carreira Fernández