Pan integral de verdad

El pasado mes de abril se publicó por fin la nueva Norma de calidad del pan. Se hizo de rogar. La antigua legislación databa de 1984 pero ha pasado a la historia y el nuevo etiquetado del pan es una realidad.

Desde su entrada en vigor, el 1 de julio, disfrutaremos de un etiquetado más claro. Afecta principalmente al pan integral. Ya no vale que nos vendan pan que contenga harina refinada con salvado añadido. Para que pueda denominarse pan integral necesariamente estará elaborado con harina integral o de grano entero, esto es, con todos sus componentes: germen, endospermo y salvado.

pan integral. etiquetado

 

Solamente cuando toda la harina sea integral, incluyendo la contenida en la masa madre si la hubiese, se podrá denominar pan 100% integral.

En otro caso el nombre del producto será pan elaborado con harina X% integral. Si la cantidad de harina integral es irrisoria quedará puesto en evidencia en el etiquetado.

La Norma también recoge los requisitos necesarios para poder realizar la mención pan de elaboración artesana. Entre ellos se destaca que en la elaboración primará el factor humano sobre el mecánico y que se llevará a cabo bajo la dirección de un maestro panadero o asimilado, o artesano con experiencia o conocimientos demostrables.

Autora: Ana Mª Chas Barba