Indicación del origen del ingrediente primario

Estamos viviendo unos momentos muy duros donde toda nuestra atención se la lleva el  COVID-19. Un tiempo en el que el sector sanitario se desvive por atender y curar a los más débiles y el sector alimentario trabaja a destajo para tengamos abastecimiento en los supermercados. Un tiempo totalmente atípico pero que no se para.

La vida, aunque cueste, sigue y la entrada en vigor de las normativas también. Tal es el caso del Reglamento de Ejecución 2018/775 sobre la indicación del origen o lugar de procedencia del ingrediente primario.

¿Cómo afecta la aplicación de este Reglamento?

El 1 de abril de 2020 entró en vigor el Reglamento de Ejecución 2018/775.

La indicación del origen o lugar de procedencia del ingrediente primario será obligatoria cuando se cumplan SIMULTÁNEAMENTE estas premisas:
  • cuando se indique  el país de origen o el lugar de procedencia de un alimento por cualquier medio, como declaraciones, pictogramas, símbolos o expresiones que hagan referencia a lugares o zonas geográficas
  • el alimento contenga un ingrediente primario
  • y el ingrediente primario tenga un origen o lugar de procedencia diferente al del alimento

¿Qué se considera un ingrediente primario?

De acuerdo al Reglamento 1169/2011 ingrediente primario es un ingrediente o ingredientes de un alimento que representen más del 50% del mismo o que el consumidor asocia generalmente con su denominación y respecto al cual se requiere normalmente una indicación cuantitativa.

¿Cómo debe realizarse la indicación del origen o lugar de procedencia del ingrediente primario?

Existen varias posibilidades.

  • mediante referencia a una de las zonas geográficas siguientes:
    • «UE», «fuera de la UE» o «UE y fuera de la UE»;
    • región u otra zona geográfica situada en varios Estados miembros o en terceros países, si está definida así con arreglo al Derecho público internacional o es fácilmente comprensible para los consumidores medios normalmente informados; o
    • zona de pesca de la FAO, o zona marítima o masa de agua dulce, si están definidas como tales con arreglo al Derecho internacional o son fácilmente comprensibles para los consumidores medios normalmente informados; o
    • Estado(s) miembro(s) o tercer(os) país(es); o
    • región u otra zona geográfica situada en un Estado miembro o un tercer país, que sea fácilmente comprensible para los consumidores medios normalmente informados; o
    • país de origen o lugar de procedencia de conformidad con disposiciones específicas de la Unión aplicables al ingrediente primario o los ingredientes primario(s) como tal(es);
  • mediante la siguiente declaración: «“[Denominación del ingrediente o los ingredientes primario(s)] no es/son originario(s) de (país de origen o lugar de procedencia del alimento)”, », o cualquier expresión similar que pueda tener el mismo significado para el consumidor.

¿Quieres saber más sobre este tema y otras menciones obligatorias del etiquetado de los alimentos? Consulta nuestros cursos.