El azúcar de las mermeladas

Las recomendaciones de la OMS sobre el consumo de frutas y verduras son cinco al día. Pero, no es lo mismo comer una pieza de fruta entera, que licuarla, quitarle toda su fibra y obtener zumo. En este último caso tendremos un montón de azúcares libres poco saludables. Tampoco es lo mismo consumir esa misma fruta conservada en forma de mermelada. La cantidad de azúcares añadidos será brutal… ¿o no? Analizamos el contenido en azúcares de las diferentes versiones existentes en el mercado.

Pero antes de entrar en materia, para saber de qué estamos hablando vamos a definir algunos conceptos básicos.

Azúcar o azúcares, ¿cuál es la diferencia?

Con el término azúcar nos referimos exclusivamente al producto obtenido de la remolacha azucarera o de la caña de azúcar, cuyo constituyente principal es la sacarosa. En cambio, los azúcares engloban tanto monosacáridos (glucosa, fructosa, dextrosa…) como disacáridos (sacarosa, maltosa…). En todos los casos se trata de azúcares simples. Cuando se añaden a los alimentos se comportan como azúcares libres con un alto índice glucémico. 

¿Qué declaraciones nutricionales permite la legislación respecto al contenido en azúcares?

El Reglamento 1924/2006 contempla únicamente los siguientes casos:

  • Bajo contenido de azúcares:  si el contenido es ≤ 5 g/100 g ó ≤ 2,5 g/100 ml
  • Sin azúcares: si el contenido es ≤ 0,5 g/100 g ó ≤ 0,5 g/100 ml
  • Sin azúcares añadidos: Esta mención solo puede hacerse si no se añadido ningún monosacáridos, ni disacáridos, ni ningún alimento utilizado por sus propiedades edulcorantes. Si los azúcares están naturalmente presentes se añadirá la indicación: «Contiene azúcares naturalmente presentes».
  • Light/contenido reducido en azúcares: si la reducción del contenido es, como mínimo, del 30 % en comparación con un producto similar

Las menciones que vamos ver a continuación no están recogidas en la normativa así que constituyen meros reclamos publicitarios. Vamos a analizar si nos aportan realmente algún beneficio nutricional.

Diet

Este término no está recogido en la legislación por lo que no es indicativo de una composición determinada. Hay mermeladas diet que utilizan fructosa en su elaboración mientras que otras son diet 0% azúcares añadidos y utilizan edulcorantes.

Anteriormente podíamos ver alguna de estas mermeladas acompañadas de la mención “apto para diabéticos” pero desde la aplicación del Reglamento 609/2013 deja de estar permitido y solo lo vamos a encontrar hasta el fin de existencias.

En un informe de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo, de 26 de junio de 2008, sobre alimentos para personas con enfermedades metabólicas relacionadas con los hidratos de carbono (diabéticos) se concluye que no existe una base científica para establecer requisitos de composición específicos para los alimentos destinados a este grupo de población, puesto que pueden satisfacer sus necesidades nutricionales adaptando su dieta ingiriendo alimentos de consumo corriente.

 

Cero azúcar refinado

Esta mención tampoco está regulada. Debe, no obstante, cumplir los principios del etiquetado, entre los que se incluyen la veracidad y la no generación de confusión en el consumidor.

¿Qué se entiende por azúcar refinado?

El refinamiento del azúcar o sacarosa hace referencia al proceso tecnológico aplicado para su obtención. Por ejemplo, de mayor a menor grado de refinamiento tenemos el azúcar blanco, el azúcar moreno y el azúcar mascabado o integral.

Este último es el menos procesado de todos. Se obtiene directamente de exprimir el jugo de la caña, se seca y se muele. Aunque su contenido en vitaminas y minerales es mayor que en los otros, no es significativo en sentido nutricional, ya que el contenido en sacarosa sigue estando en valores demasiado elevados.

Tipo

Contenido en sacarosa

Azúcar blanco o refinado

99%

Azúcar moreno

98%

Azúcar mascabado o integral

95-97%

 

Análisis comparativo de mermeladas

 

Contenido en 100 g

Tipo

Fruta  

Azúcares

Polialcoholes

Mermelada de melocotón

45 g

55 g

 

Mermelada Cero azúcares refinados

52 g

42 g

 

Mermelada Diet

55 g

42 g

 

Mermelada Pura fruta

100 g

30 g

 

Mermelada Cero azúcares añadidos- Con edulcorantes

50 g

3,9 g

 

8,7 g

Fruta entera

100 g

9 g

 

 

Mermelada de melocotón cero azúcar refinado

Elaborado con 52 g melocotón por 100 g. Contenido total de azúcares 42 g por 100 g. Ingredientes: Melocotón, extracto concentrado de frutas (algarroba, manzana), gelificante: pectina de cítricos, corrector de acidez: ácido cítrico, antioxidante: ácido ascórbico, conservador: sorbato potásico.

Como no se han incorporado ningún azúcar refinado puede hacer la mención correspondiente, pero como podemos ver, la cantidad de azúcares es considerablemente alta. El producto contiene cantidades muy superiores a las requeridas para poder efectuar las declaraciones “sin azúcares” o “bajo contenido en azúcares”.

 

mermelada cero azúcar refinado

 

Mermelada pura fruta

A pesar de estar compuesta enteramente por fruta, al concentrarse se eleva el contenido final en azúcares al 30%. Muy lejos del 9% que contiene la pieza de melocotón.

mermelada pura fruta

Mermelada Cero azúcares añadidos- Con edulcorantes

Contenido fruta 50g por 100 g. Contenido azúcares 3.9, polialcoholes 8.7

Respecto al contenido en azúcares esta parece una buena opción, incluso mejor que la pieza entera, no obstante, si miramos el valor relativo respecto al contenido en fruta la cosa queda más igualada. La mermelada cero azúcares añadidos, además de contener solo la mitad de su contenido en fruta, contiene edulcorantes que, si bien no son dañinos para la salud, un consumo excesivo puede producir un efecto laxante.

cero azúcares añadidos

 

Si comemos fruta entera ingerimos, además de vitaminas y minerales, la fibra y los azúcares intrínsecos. Nos aporta saciedad con un bajo índice glucémico. Y a un bajo precio también. Bueno para la salud y bueno para el bolsillo. Ahora que ya tienes los datos, te toca a ti decidir.

Más consejos para comer sano.

Autora:

Ana Mª Chas Barba

Comparte