La castaña, fruto seco de otoño

castana simbiosisLa castaña (“Castanea sativa”) es el fruto del castaño, árbol de la familia Fagaceas, género Castanea. El castaño es originario de las regiones mediterráneas de Europa, de madera muy apreciada y cultivado en toda la península. En Galicia hay más de 21.000 hectáreas cultivadas y la producción anual de castaña supera la 7.000 toneladas.

Las castañas maduran, caen y se cosechan entre septiembre y noviembre, por eso las podemos encontrar en el mercado en otoño e invierno. Para conservarlas se deben guardar en un lugar fresco y seco o incluso se pueden congelar. Durante muchos años constituyeron la base de la alimentación en España hasta que el uso de las patatas y cereales fueron ocupando su lugar.

castano

¿por qué comerlas?

  • Son una estupenda fuente de energía ya que contienen hidratos de carbono complejos que se absorben lentamente y no provocan subidas bruscas de azúcar sino que mantienen los niveles equilibrados durante más tiempo reduciendo así la sensación de hambre.
  • Rica en fibra que favorece el tránsito intestinal y el desarrollo de la flora bacteriana beneficiosa y contribuye a evitar las enfermedades de la civilización: enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer….
  • Su composición se asemeja más a la de los cereales que a la de otros frutos secos, ya que contiene más hidratos de carbono y menos grasas (2,2 gramos de grasas por 100gramos de castañas) y nada de colesterol por lo que reducen el riesgo de aparición de arterioesclerosis.
  • Destaca también su contenido en potasio por lo que ayuda a controlar la retención de líquidos, favoreciendo la diuresis por lo que es útil en problemas de riñón y ayuda también a evitar la hipertensión.
  • También destaca por su contenido en calcio y magnesio por lo que ayuda al desarrollo de los dientes y huesos y a evitar la osteoporosis.
  • Rica en acido fólico y folatos se recomienda durante el embarazo y la lactancia (los folatos y el calcio facilitan la producción de la leche).

castana-erizo

¿cómo comerlas?

Se pueden consumir cocidas, asadas e incluso crudas, aunque así resultan algo duras. Para asarlas  se les debe practicar un corte en la piel para evitar que revienten en el horno. También es frecuente el puré de castañas y su utilización para postres en forma de harina o los famosos “marrón glacé”.

Durante los meses de octubre y noviembre son frecuentes los Magostos que son fiestas populares en las que se asan castañas.

Una sugerencia….

Sopa de cereales con castañas

Ingredientes

100 g. de copos de maíz
25 g. de espelta inflada
20 gr. de copos de avena
160 g. de castañas hervidas
600 g. de leche vegetal
40 g. de pasas de corinto
Una pizca de canela en polvo

Elaboración

1- Pelar las castañas y mezclarlas con los cereales y el resto de los ingredientes en la
bebida vegetal, previamente llevada a ebullición.
2- Remover y tomar sin esperar.

 

Autora: Inés Carreira Fernández