El maíz: por qué consumirlo y cómo podemos encontrarlo

Maíz  (Zea mays)

El maíz es una especie de gramínea anual originaria de México e introducida en Europa en el siglo XVII. Actualmente su cultivo se ha extendido, debido a su capacidad de crecer en climas diversos.

Las variedades ricas en azúcar, llamadas maíz dulce se cultivan generalmente para el consumo humano como granos, mientras que las variedades de maíz de campo se utilizan para la alimentación animal, la elaboración de derivados para alimentación humana (harinas, aceite y, bebidas alcohólicas obtenidas por fermentación como el whisky bourbon).

Maíz

Fuente: José Manuel García (Xosema)

El maíz es una buena fuente de vitamina C con bajo contenido en sodio. Tampoco contiene grasas saturadas ni colesterol, por lo que es muy recomendable para evitar enfermedades cardiovasculares. Las proteínas son de peor valor biológico que las de otros cereales.

Contiene betacaroteno (provitamina A) y zeaxantina que es un pigmento con capacidad antioxidante. Los antioxidantes ayudan al rejuvenecimiento de las células. También es rico en  vitaminas del grupo B (en particular B1 y B3).

No contiene gluten, por lo que es apto para celíacos y es una muy buena fuente de energía por su contenido en azucares.

Formas de consumir el maíz:

  • Puede cocinarse entero o desgranado (como ingrediente de ensaladas, sopas y otras comidas).
  • En la cocina latinoamericana hay multitud de platos elaborados con maíz, los más conocidos son: tortillas, arepas, tacos, enchiladas, chilaquiles y quesadillas.
  • Maíz tostado o «kikos»: son granos de maíz frito (o tostado) salado.
  • Copos de maíz o corn flakes.
  • Aceite de maíz: rico en ácido linoleico (omega 6).
  • Harina de maíz: se emplea para rebozados, sustituyendo al trigo en panes y productos de pastelería (en Galicia tenemos el pan de brona, la Torta de Guitiriz, etc).
  • La sémola de maíz (polenta) que puede cocinarse sola o emplearse como ingrediente de otras recetas.
  • Gofio: una harina no cernida, típica de Canarias que se utiliza para elaborar un plato del mismo nombre.
  • Maicena o fécula de maíz, harina fina utilizada para pastelería, papillas infantiles, espesante, etc
  • Maíz inflado y tortas de maíz.
  • Palomitas de maíz: preparadas con una variedad de maíz diferente, la variedad everta.

brona

El maíz en Galicia:

En Galicia el cultivo del mijo ya se practicaba en la época de los castros y se extendió hasta la época medieval, época en la que llegó a Galicia el maíz procedente de América.

El nombre original del nuevo grano, maíz, fue sustituido por el del cereal al que venía a desplazar, el mijo (millo en gallego). Esta confusión hizo necesario modificar los nombres, llamando al viejo paínzo, maíz menudo o maíz de los pájaros (millo miúdo o millo dos paxaros), y al nuevo millón, millote, millo grande, millo gordo, millo graúdo e incluso la forma híbrida maínzo.

Actualmente las variedades tradicionales de maíz gallego perdieron la batalla frente a la gran productividad de las variedades de híbridos norteamericanos, pero científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) llevan a cabo un proyecto para su recuperación.

El maíz que se cultiva en Galicia es sobre todo variedades forrajeras, para la alimentación animal pero podrían cultivarse también variedades para grano, para la producción de harina y productos panificables, como la tradicional brona o incluso pasta o pizzas que sería además aptas para celíacos.

Existen tres variedades autóctonas de maíz: una blanca (Rebordanes), una amarilla (Sarreans) y una negra (Meiro) conocido como millo corvo que están empezando a cultivarse de nuevo de forma ecológica y a pequeña escala.

Autora: Inés Carreira Fernández