Intolerancia a la lactosa vs alergia a las proteínas de la leche

Buena parte de la población no conoce la diferencia entre intolerancia y alergia. Incluso muchos medios de comunicación las usan al tratar noticias como si fuesen términos sinónimos. Nada más lejos de la realidad.

Intolerancia

La intolerancia alimentaria se caracteriza por la incapacidad de digerir correctamente un alimento. Así la intolerancia a la lactosa se produce porque el organismo no produce en cantidad suficiente el enzima capaz de desdoblar la lactosa, un disacárido (azúcar) presente en la leche.

La molécula de lactosa sin romper no se absorberá de modo normal en el intestino delgado y pasará al intestino grueso donde fermentará y provocará diversos síntomas: dolor abdominal, hinchazón, diarrea…

sello no lactosaNo todas las personas son igual de intolerantes a la lactosa. Algunas pueden ingerir pequeñas cantidades de leche sin que aparezca sintomatología.

En el mercado podemos encontrar productos lácteos que han sido tratados para que su concentración en este azúcar sea mínimo. Se considera un producto sin lactosa cuando la contiene por debajo del 0,01%

Alergia

La alergia se caracteriza por una respuesta exagerada del sistema inmune ante una sustancia. En el caso de las personas alérgicas a las proteínas de la leche las moléculas implicadas son las proteínas de la leche, las caseínas, y las proteínas del lactosuero, las seroproteínas.

Sin lactosa. Con lecheLas personas con alergia a la leche no pueden ingerir en absoluto una mínima cantidad de cualquier producto lácteo tenga lactosa o no ya que puede desencadenarse una reacción fatal que puede conducir a la muerte.

Si padecemos una alergia a la leche debemos leer bien las etiquetas para asegurarnos de que no presenta ni leche ni ninguno de sus componentes. (Aunque en teoría un alérgico a las proteínas de la leche podría consumir lactosa, en la práctica imposible su obtención sin contaminación con las proteínas de la leche). Debe descartarse por completo todo tipo de leche, queso, yogures y cualquier producto lácteo.

 

Yogures vs especialidades vegetales

especialidad sojaDeberemos comprobar siempre y sin excepción la lista de ingredientes. No obstante la denominación del producto nos puede dar pistas cuando buscamos un producto alternativo.

Yogur con soja: si lleva la palabra yogur en la denominación se ha obtenido obligatoriamente por fermentación de la leche y se ha añadido soja. A evitar por alérgicos a las proteínas de la leche.

Especialidad de soja: el producto ha sido obtenido a partir de la fermentación de bebida de soja. En este caso sí puede ser consumido por personas alérgicas a la leche.

 

Legislación

La información alimentaria al consumidor está regulada por el Reglamento 1169/2011 y afecta tanto al etiquetado como presentación y publicidad de los productos.

Para poder facilitar una información correcta y no inducir a error al consumidor debemos formarnos tanto en alergias e intolerancias alimentarias como en materia de etiquetado.

Folleto hipermercado. Sin lactosa.

Los términos correctos que debería haber usado el folleto para facilitar una información clara y correcta  serían: intolerancia a la lactosa y alergia a las proteínas de la leche

Autora: Ana Mª Chas Barba

Etiquetado de los alimentos

magdalenasEl etiquetado es la forma mediante la cual el fabricante del producto alimenticio se pone en contacto con el consumidor. En él se nos informa de todas sus características y nos permite poder escoger entre productos similares.

Pero ¿sabemos interpretarlo correctamente?

¿De qué nos informa el etiquetado?

Veamos algunas de las menciones obligatorias.

Denominación del producto

La legislación dice que se debe indicar la denominación legal que exista para dicho producto. Si no la hubiese se optaría por la denominación habitual con que se conoce el alimento y si esto tampoco fuese posible debería usarse una denominación descriptiva.

La marca comercial, esa que aparece en grandes letras, o una denominación de fantasía nunca pueden sustituir a la denominación del producto. El tamaño de letra para todas las menciones obligatorias del etiquetado está definido, siendo como mínimo 1,2 mm, con algunas excepciones en función del tamaño del envase.

Ingredientes

Deben aparecer por orden decreciente. Así el que figure en primer lugar presentará mayor proporción en la formulación del producto.

Indicación cuantitativa de ingredientes

Será necesario indicar la cantidad de algunos ingredientes o categoría de ellos cuando

  • figure en la denominación del alimento o el consumidor lo asocie normalmente con dicha denominación

Ej. chocolate con leche

cantidad ingrediente 2

  • se destaque en el etiquetado por medio de palabras, imágenes o representación gráfica

alusión ingrediente en imagen

  • sea esencial para definir un alimento y para distinguirlo de los productos con los que se pudiera confundir a causa de su denominación o de su aspecto.

Ej. porcentaje cacao

Chocolate 70% cacao 

Chocolate 85% cacao

Alérgenos y sustancias que causan intolerancia

contiene sulfitosTanto si se trata de un ingrediente como de un coadyuvante tecnológico que constituye un alérgeno, debe aparecer destacado en la lista de ingredientes (mayúsculas, negrita…). En alimentos que no  precisan lista de ingredientes se indicarán después de la mención “contiene”

Ej. contiene sulfitos

 

Información nutricional

información nutricional 02 reversoEs obligatoria desde diciembre de 2016 para todos los productos envasados, salvo algunas excepciones. La información nutricional consta de una parte obligatoria y otra voluntaria.

Se trata de una lista cerrada, esto es, no es posible de incluir ningún nutriente que no figure en ella, excepto aquellos sobre los que se realice una declaración nutricional o de propiedades saludables autorizadas.

La información se presentará obligatoriamente referida a 100 g de producto o 100 ml, pudiéndose indicar además de forma voluntaria por porción. En ese caso deberá indicarse el tamaño y número de porciones que contiene el envase.

 

Autora: Ana Mª Chas Barba

El gluten

¿qué es el gluten? ¿dónde podemos encontrarlo? ¿quienes no pueden consumirlo? ¿cómo podemos saber si un alimento contiene gluten? En este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre el gluten y como siempre te invitamos a que nos des tu opinión o nos consultes las dudas que te puedan surgir.

¿Qué es?                                           

panesEl gluten es una proteína que se encuentra, combinada con el almidón, en la semilla de algunos cereales como el trigo, la cebada, el centeno y la avena. El gluten es el responsable de la elasticidad de la masa de harina dándole la consistencia elástica y esponjosa a los panes y a las masas horneables.

El gluten se puede obtener a partir de la harina de trigo y otros cereales, lavando el almidón. El producto resultante tendrá una textura pegajosa y fibrosa parecida a la del chicle. Por este motivo es apreciado en alimentación por su poder espesante.

En el horneado, el gluten es el responsable de que los gases de la fermentación queden retenidos en el interior de la masa, haciendo que esta suba, impulsándola hacia arriba. Después de la cocción, la coagulación del gluten es responsable de que el bollo no se desinfle una vez cocido.

El gluten de trigo está formado por las proteínas llamadas gluteninas y gliadinas y es el responsable de que la harina de trigo sea panificable. Las gluteninas le aportan elasticidad a la masa de pan, de modo que cuando se estira tiende a recuperar su forma original. Las gliadinas le proporcionan pegajosidad a la masa, al mismo tiempo que son responsables de su extensibilidad, es decir, que se extiende sin llegar a romperse.

La proteína principal del gluten de centeno es la secalina y la de la cebada es la hordeína, aunque ambos contienen algo de gliadina. En el caso de la avena sería la avenina que no es tóxica para la mayoría de los celíacos, por lo tanto, la avena pura es naturalmente sin gluten, sin embargo, la avena que encontramos habitualmente en el comercio con mucha frecuencia se  ha contaminado en el cultivo y en la cadena de suministro mediante variedades de cereal que contienen gluten.

¿Dónde podemos encontrarlo?                                           

panDe manera natural sólo en algunos cereales: trigo, en todas sus variedades (espelta, escanda, kamut), cebada, centeno y avena e híbridos (triticale, que es un híbrido del trigo y centeno). La avena la vamos a considerar con gluten a no ser que su etiquetado nos indique lo contrario.

El resto de cereales de manera natural no contienen gluten. Pueden contener gluten sólo por contaminación cruzada durante su procesado. Por tanto, no contienen gluten: maíz, arroz, mijo, sorgo, teff, trigo sarraceno, quinoa y amaranto, tampoco las legumbres u otras semillas.

¿Quiénes no pueden consumir gluten?           

Las personas que no pueden consumir gluten son los celiacos ya que presentan intolerancia al gluten. Tampoco se recomienda el consumo de gluten en niños menores de 6 meses, por lo que los primeros cereales que se introducen en su dieta deben ser sin gluten.

¿en qué consiste la enfermedad celíaca y cual es su tratamiento?

La enfermedad celíaca es una intolerancia permanente al gluten del trigo, cebada, centeno y probablemente avena que se presenta en individuos genéticamente predispuestos, caracterizada por una reacción inflamatoria, de base inmune, en la mucosa del intestino delgado que dificulta la absorción de macro y micronutrientes.epitelio-danado

  • Los síntomas más frecuentes son: pérdida de peso, pérdida de apetito, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, distensión abdominal, pérdida de masa muscular, retraso del crecimiento, alteraciones del carácter (irritabilidad, apatía, introversión, tristeza), dolores abdominales, meteorismo, anemia por déficit de hierro resistentes a tratamiento. Sin embargo, tanto en el niño como en el adulto, los síntomas pueden ser atípicos o estar ausentes, dificultando el diagnóstico.
  • El tratamiento consiste en el seguimiento de una dieta estricta sin gluten durante toda la vida. El celíaco debe basar su dieta en alimentos naturales: legumbres, carnes, pescados, huevos, frutas, verduras, hortalizas y cereales sin gluten: arroz y maíz. Deben evitarse, en la medida de lo posible, los alimentos elaborados y/o envasados, ya que en estos es más difícil garantizar la ausencia de gluten.

La ingestión de pequeñas cantidades de gluten, de una manera continuada, puede causar trastornos importantes y no deseables.

Etiquetado de los productos con gluten

Los alérgenos de cuya presencia se ha de informar vienen recogidos en el Anexo II Reglamento Europeo 1169/2011, y dentro de los alérgenos que hay que declarar se incluyen:

1. Cereales que contengan gluten, a saber: trigo (como espelta y trigo Khorasan), centeno, cebada, avena o sus variedades híbridas y productos derivados, salvo:a)    jarabes de glucosa a base de trigo, incluida La dextrosa;b)    maltodextrinas a base de trigo;c)    jarabes de glucosa a base de cebada;d)    cereales utilizados para hacer destilados alcohólicos, incluido el alcohol etílico de origen agrícola.

Cada ingrediente, o coadyuvante tecnológico procedente de una sustancia o producto que causa alergias o intolerancias deberá indicarse en la lista de ingredientes con la mención del nombre de la sustancia o producto según figura en el Anexo II.

La denominación de la sustancia o producto se destacará mediante una composición tipográfica que la diferencie claramente del resto de la lista de ingredientes, por ejemplo mediante el tipo de letra, el estilo o el color de fondo. Si no hay lista de ingredientes se incluirá la palabra «contiene» seguida del nombre de la sustancia o el producto según figura en el anexo II.

Es decir la palabra gluten, o el nombre del cereal deben figurar en negrita, mayúsculas o de una manera que destaque. En la siguiente imagen se puede ver que las palabras avena, trigo y mantequilla van en negrita por tratarse de alérgenos de declaración obligatoria.

etiqueta-granolas-con-gluten

 Etiquetado de los productos sin gluten

  • SIN GLUTEN

La declaración «sin gluten» solamente podrá utilizarse cuando los alimentos, tal como se venden al consumidor final, no contengan más de 20 mg/kg de gluten.

  • MUY BAJO EN GLUTEN

La declaración «muy bajo en gluten» solamente podrá utilizarse cuando alimentos que consistan en trigo, centeno, cebada, avena o sus variedades híbridas, o que contengan uno o más ingredientes hechos a partir de estos cereales, que se hayan procesado específicamente para reducir su contenido de gluten, no contengan más de 100 mg/kg de gluten en el alimento tal como se vende al consumidor final.

Marcas de garantía y de asociaciones:

No son obligatorias pero pueden acompañar al producto, si cumple con las condiciones especificadas por el organismo que lo controla. Las más utilizadas son las siguientes:

  • Espiga barrada:

Es el símbolo internacional sin gluten. Se encuentra regulado por la AOECS (Asociación de Celíacos Europeos).

espiga-barradaPara que tenga validez debe ir acompañado por el nº de registro (XX-YY-ZZ) concedido por la asociación. Si lleva la palabra OATS quiere decir que contiene avena.

La avena contenida en un alimento que se presenta como un producto sin gluten o muy bajo en gluten deberá haber sido específicamente elaborada, preparada y/o procesada para evitar la contaminación por el trigo, el centeno, la cebada o sus variedades híbridas, y su contenido de gluten no podrá sobrepasar los 20 mg/kg.

  • Controlado por FACE:

 controlado-por-face Se garantiza un producto con niveles de gluten inferiores a 10 ppm (mg/kg) que es límite que se puede detectar en análisis.

 

Autora: Inés Carreira Fernández

Pescado y marisco fresco ¿cómo podemos reconocerlo?

A todos nos gusta comer el pescado y el marisco fresquito pero a veces no sabemos como podemos comprobarlo a simple vista. En este artículo te explicamos como puedes saber de forma muy sencilla si el pescado y marisco esta fresco, para que puedes disfrutar de las delicias de nuestro mar.

Pescado y marisco fresco

¿Qué sucede después de la muerte del animal?

  • Inmediatamente después de la muerte el músculo del pescado está totalmente relajado, la textura flexible y elástica generalmente persiste durante algunas horas y posteriormente el músculo se contrae y se vuelve  duro y rígido. Esto provoca que  todo el cuerpo se vuelva inflexible y es lo que se denomina como rigor mortis. Esta condición puede mantenerse durante uno o más días y luego se  resuelve provocando músculo se relaje nuevamente y recupere la flexibilidad, pero no la elasticidad previa al rigor mortis. El tiempo que puede pasar  entre el comienzo y la resolución del rigor varía según la especie y la temperatura, la manipulación, el tamaño y las condiciones físicas del pescado.
  • Por otra parte los músculos del pescado pasan por una fase de actividad metabólica en la que se genera ácido láctico y también se forma trimetilamina (sustancia de sabor salado y picante que confiere el olor característico a “pescado”), además pescados y mariscos concentran pequeñas cantidades de amoniaco.

 ¿Cómo podemos apreciar a simple vista si el pescado es fresco?

  • Si miramos al pescado a los ojos nunca nos va a engañar: los ojos deben ser convexos (es decir esféricos hacia afuera), con la pupila negra y brillante. Con el paso del tiempo los ojos se van hundiendo y la pupila pierde su brillo.

ojo de pescado fresco

  • La piel debe ser brillante y tornasolada, los pescados azules suelen presentar irisaciones y a veces hay diferentes tonalidades entre la superficie ventral y dorsal. Además la piel debe ser resbaladiza ya que presenta una mucosidad que debe ser transparente y acuosa y las escamas deben ser abundantes y difíciles de retirar.
  • Las agallas o branquias deben ser de un color rojo vivo o rosadas según la especie, suaves y resbaladizas al tacto y las laminillas deben verse enteras sin mucosidad y sin presentar mal olor. Con el tiempo se vuelven marrones, sin brillo y con olor desagradable.

    agalla

    Evolución de las agallas

  •  La carne debe ser firme y consistente, de olor suave y superficie lisa.
  • El peritoneo, que es la membrana que recubre la cavidad abdominal y que podemos ver al eviscerar el pascado, debe ser lisa brillante y difícil de separar.

 Y para comer marisco fresco ¿en que nos tenemos que fijar?

Los crustáceos:

Los crustáceos son los mariscos “de patas” ( o sea los decápodos) y los cirrípedos que son los percebes. Los decápodos (10 extremidades) a su vez pueden dividirse en dos grandes familias:

Braquiuros: Tienen el cuerpo circular y el abdomen poco diferenciado, como el buey de mar, centolla, nécora…

necoraMacruros: Tienen el cuerpo alargado y el abdomen claramente diferenciado y pueden ser andadores como el bogavante, la langosta o la cigala o nadadores como las gambas, langostinos, camarones o carabineros.

  • Los crustáceos que se venden vivos suelen ser especies con capacidad para andar fuera del agua (braquiuros y los macruros andadores). Son frescos si cuando se sumergen en agua salada se reaniman o si se mueven instintivamente cuando se agarran. Además, deben desprender un olor agradable y estar intactos.
  • Los que se venden refrigerados (macruros nadadores) están frescos si la cabeza mantiene un aspecto translúcido y ligeramente verdoso, olor a mar y caparazón suave al tacto. El olor a amoníaco implica falta de frescura.
  • Los congelados deben estar íntegros, con carne de aspecto similar al fresco y sin escarcha en el envase.
  • En los crustáceos cocidos, el caparazón debe ser rosado o rojo vivo sin manchas verdosas o negruzcas. Su peso a ser elevado y si la cola y las patas están replegadas, indica que el marisco se coció estando vivo.

 Los moluscos:

Los moluscos comestibles pueden ser de 3 clases:

Bivalvos: se caracterizan por tener 2 valvas o conchas, como los berberechos, almejas, vieiras o mejillones.

mejillon

Gasterópodos: presentan una sola concha, como las minchas o bígaros.

mincha

Cefalópodos: Las patas salen de la cabeza, pueden tener 8 patas (octópodos) como el pulpo o 10 patas (decápodos) como calamaras, choupas, potas, sepias, etc.

pulpo

  • Los moluscos bivalvos: se comercializan vivos, las valvas deben estar firmemente cerradas. En caso de que estén semiabiertas, deberán cerrarse tan sólo al tocarlas. El  líquido entre las valvas ha de ser abundante, claro y con olor a mar.
  • Los cefalópodos: deben presentar color entre blanco nacarado y rosa pálido, consistencia firme al tacto y estar húmedos, suaves y resbaladizos. La piel debe estar bien pagada al manto, los ojos brillantes y salientes y las ventosas no pueden desprenderse.
    Autora: Inés Carreira Fernández

Anisakis: el riesgo del pescado crudo

La parasitación por Anisakis spp en humanos está cobrando una mayor relevancia en los últimos años. Se trata de un problema de salud pública que es imprescindible combatir desde todos los puntos de la cadena alimentaria, desde la captura y manipulación de los peces que vehiculan el parásito, los tratamientos tecnológicos de los productos procesados, hasta las recomendaciones al consumidor final y la regulación en restauración colectiva.

¿En qué consiste la enfermedad?

La anisakidosis en el hombre supone una parasitosis accidental por consumo de pescado, cefalópodos, y crustáceos, de agua salada, crudos o poco cocinados.

La parasitosis causa alteraciones gastrointestinales de diferente intensidad, pudiendo pasar incluso inadvertidas. El principal problema radica en personas alérgicas a la proteína del parásito pudiendo llegar a producir anafilaxis.

Larvas Anisakis

Larvas Anisakis (fuente)

Generalmente se manifiesta de forma aguda, entre 1 y 12 horas tras la ingesta del pescado parasitado y poco cocinado. Aparece dolor localizado en la parte superior del abdomen, junto con náuseas, vómitos y fiebre moderada. En ocasiones también puede aparecer una erupción cutánea. Los síntomas agudos desaparecen en pocos días pero las personas infectadas pueden presentar molestias abdominales vagas como naúseas y vómitos ocasionales durante varias semanas o meses pudiéndose confundir con una úlcera gastroduodenal, lo que dificulta el diagnóstico.

En ocasiones, la infección se localiza en el intestino, causando dolor abdominal intermitente o constante que aparece 5-7 días tras la ingesta del pescado parasitado. En raras ocasiones el parásito puede llegar a ocasionar una obstrucción intestinal o, de forma excepcional, una perforación intestinal o una peritonitis.

Reacción alérgica

La reacción alérgica está causada por la respuesta del sistema inmune a las a las proteínas de las larvas de anisakis, tanto vivas como muertas, en determinados individuos tras la ingestión de pescado parasitado. También se observa en trabajadores que entran en contacto con el parásito en el procesamiento del pescado desde que se pesca hasta que llega a ser consumido.

Los síntomas aparecen a las pocas horas. Pueden variar desde una pequeña urticaria, con picor y erupción, a veces con síntomas digestivos, hasta un cuadro grave de anafilaxia con una urticaria grave, dificultad para respirar, y una bajada importante de la tensión arterial. Afortunadamente, estos cuadros de alergia graves son muy infrecuentes.

Cuando el contacto con el parásito se produce a través de la piel o las mucosas el cuadro de alergia se puede manifestar como una dermatitis de contacto, como rinoconjuntivitis o como asma.

Alimentos de riesgo

boquerones. pescado crudo. riesgo anisakis.

boquerones en vinagre (fuente)

Las especies de mayor prevalencia son bacalao, sardina, boquerón, merluza, arenque, espadín, salmón, bonito, caballa, calamar entre otras.

El sushi, sashimi, carpaccio son alimentos de riesgo ya que se consumen crudos.

Prácticas culinarias como el escabechado, salmuerizado, marinado… no evitan la enfermedad.

En los ejemplares de piscifactoría, donde se controlan las condiciones de cría, el riesgo de infestación por el parásito es reducido. Lo mismo sucede con los moluscos bivalvos ya que se cultivan en rías.

Los peces de aguas continentales en cambio, no entrañan ningún peligro independientemente de su preparación.

Prevención

La legislación europea obliga a los establecimientos que sirven comida a los consumidores finales o a colectividades o que elaboran estos productos para su venta al consumidor final, a garantizar que los productos de la pesca para consumir en crudo o prácticamente en crudo han sido previamente congelados a una temperatura igual o inferior a –20º C durante un periodo de al menos 24 h.

También se aplicará idéntico tratamiento de congelación a:

Productos de la pesca ahumados en frío en el que la temperatura central no sobrepase los 60° C, y procedan de las especies siguientes:

  • Arenque
  • Caballa
  • Espadín
  • Salmón (salvaje) del Atlántico o del Pacífico

Productos de la pesca en escabeche o salados, cuando este proceso no baste para destruir las larvas de nematodos. No será necesaria la congelación cuando la concentración de sal en el pescado alcance niveles superiores al 9% de NaCl y se mantenga así durante seis semanas. Las semiconservas tradicionales de anchoas garantizan la inactivación de las larvas.

sushi. pescado crudo. riesgo anisakis.

Sushi y otros pescados crudos con riesgo de anisakis

La congelación podrá realizarse tanto sobre la materia prima como en producto acabado.

En España se ha transpuesto mediante la publicación del Real Decreto 1420/2006, de 1 de diciembre, sobre prevención de la parasitosis por anisakis en productos de la pesca suministrados por establecimientos que sirven comida a los consumidores finales o a colectividades. Además se impone la obligatoriedad de informar al consumidor de que los pescados vulnerables han sido sometidos al tratamiento de congelación en los términos establecidos, a través de los procedimientos que estimen apropiados, entre otros, mediante carteles o en las cartas-menú.

En el ámbito doméstico si vamos a congelar el pescado, debido a la menor potencia de los congeladores, el tiempo de congelación debería prolongarse hasta siete días (FDA, 2001).

Cocinar el pescado o marisco a 60° C durante 10 minutos aproximadamente y en función del tamaño de la pieza, o congelarlo por debajo de -20º C durante un mínimo de 24 horas consigue matar al parásito y prevenir la infección en humanos. No obstante, los alérgenos son termoestables de manera que resulta imposible prevenir las reacciones alérgicas en pacientes sensibilizados. Estas personas deberían evitar el consumo de alimentos de riesgo.

A fin de prevenir la migración de las larvas desde el intestino a la cavidad abdominal y músculo, se debe realizar la evisceración lo antes posible tras la captura.

Los operadores económicos son responsables de que los productos que se comercialicen sean seguros. Por lo tanto aquellas piezas en que se observe presencia de larvas del parásito deben ser retiradas de forma inmediata de la venta.

Autora: Ana Mª Chas Barba

Con vacas y a lo loco

¿Qué fue de las vacas locas? Más de una década después esta enfermedad está totalmente controlada que no erradicada. Hoy conocemos cómo sucedieron los hechos  pero, ¿hubiera sido posible otro escenario? ¿Qué hubiera pasado si desde el minuto cero contásemos con un buen sistema de trazabilidad? Recordemos lo que ocurrió. 

Las cifras

La enfermedad se diagnosticó por vez primera en 1985 en el Reino Unido pero no es hasta 1994 cuando aparece una variante que afecta personas y es transmitida por carne de vacuno afectado.

Primeras muertes y alarma social. Se cierran las fronteras a la exportación de carne de Reino Unido pero ya se ha extendido a otros países europeos: Irlanda, Portugal, Francia, Italia, España… Fuerte caída de las ventas de carne. Entre 4-6 millones de reses mayores de 30 meses son sacrificadas como medida cautelar.

En 2001 en España, donde la dimensión del problema fue mucho menor, se cuantificaron pérdidas económicas en el sector ganadero que rondaron los 140.000 millones de pesetas (más de 840 millones de euros). 

ganado vacuno

Fuente

De cuando las vacas se hicieron carnívoras

En condiciones normales una vaca debería alimentarse con hierba y forrajes. Cuando se pretende acelerar el ritmo natural de engorde se cambia el pastoreo por los cebaderos donde predominan los piensos. Y si esos piensos están fabricados con harinas a partir de carne y huesos de ovejas, como sucedió en Reino Unido, estamos transformando contra natura un animal herbívoro en carnívoro. Y  la codicia del ser humano abrió la posibilidad de transmisión de un nuevo agente infeccioso. Y llegó el prión y la naturaleza se rebeló.

Llámese rebelión de la naturaleza, del karma, o simplemente forzar la máquina, lo cierto es que se generó una crisis donde se hicieron muchas cosas mal y que merecen una reflexión.

No todo vale. Los beneficios económicos no pueden ser a costa de la seguridad del consumidor. Hasta la fecha no existía un control exhaustivo en todas las fases de producción. De poco sirve garantizar todos los controles sanitarios en la res viva y en el matadero si no hemos prestado la más mínima atención a la alimentación que ha recibido. ¿No somos al fin y al cabo lo que comemos? Pues los animales tampoco difieren de nosotros en este punto.

De la granja a la mesa

Se comprobó la necesidad de garantizar la seguridad alimentaria en todas las etapas de la cadena alimentaria que derivó en la implantación obligatoria de la trazabilidad de piensos, animales de consumo y alimentos en todos los países de la Unión Europea, recogida en el Reglamento (CE) 178/2002.

La trazabilidad es la herramienta que nos va a permitir realizar el seguimiento de un alimento (pienso o animal de consumo humano), conocer todos los aspectos relacionados con la seguridad alimentaria a los que ha estado sometido y poder localizarlo en la cadena alimentaria si se detecta que es nocivo.

Así pues en el caso que nos ocupa, cada productor de piensos deberá a partir de ahora conservar registros de todas las materias primas que recibe de su proveedor. Conservará muestras de los ingredientes de cada lote comercializado y lo tendrá disponible para la autoridad competente. A su vez le transmitirá a los ganaderos y empresas a los que venda el pienso, esos registros, junto con la información de las transformaciones sufridas.

crotales bovino

Fuente

Los ganaderos guardarán los registros sobre los piensos y resto de alimentación del ganado, registrará los tratamientos veterinarios a los que fue sometido… todo ligado a un número de identificación individual que cada bovino recibe tras su nacimiento por medio de un crotal numerado en cada oreja y que también se registra en una base de datos del SINTRAN (Sistema Integral de trazabilidad animal).

En el matadero se comprueba todo una vez más, la explotación de procedencia de los animales, los controles sanitarios a los que fue sometido… Además de la documentación un inspector veterinario examina el animal antes y después del sacrificio para comprobar que es apto para el consumo.

Del matadero a las carnicerías o a los distribuidores la transmisión de la información continúa: información del matadero donde tuvo lugar el sacrificio, transporte vinculado al número de identificación del animal…

Todo vertebrado por un sistema de trazabilidad donde no hay un eslabón más importante que otro. Donde existen requisitos legales de información que se ha de suministrar en cada etapa para que al consumidor le sea transmitida en forma de etiquetado con total garantía y recupere así la confianza perdida.

Gestión de la crisis

A fin de poder controlar la enfermedad fue necesario adoptar medidas específicas. Tales fueron en primer lugar la prohibición de piensos a partir de harinas de carne. Se hizo obligatoria la eliminación del material MER, es decir, los tejidos nerviosos en los que se concentra la enfermedad, y la detección y eliminación de todos los animales afectados o sospechosos.

Una vez más la herramienta de la trazabilidad se pone de manifiesto. A la hora de aparecer animales sospechosos, es imprescindible comprobar los movimientos agropecuarios que han tenido lugar para poder localizar otros posibles animales contagiados, o poder retirar de forma rápida del mercado productos nocivos antes de que lleguen al consumidor. Todos los movimientos de ganado se encuentran registrados en la base de datos REMO del SINTRAN.

Formación

moodleLa trazabilidad es de obligado cumplimiento desde 2002 para todas las empresas del sector alimentario: producción primaria, transportistas, hostelería, restauración, comercio minorista, industria de transformación de alimentos… ¿Quieres conocer con más detalle cuáles son tus obligaciones y responsabilidades? ¿No sabes por dónde empezar?

Desde Simbiosis, S. Coop. Galega podemos ayudarte. Impartimos el curso Trazabilidad en empresas del sector alimentario. Este curso es on line, para que puedas formarte a tu ritmo y cuenta con el aval del Sistema Nacional de Salud. Consulta aquí más información.

Autora: Ana Mª Chas Barba

Autocontroles basados en APPCC ¿en qué consisten? ¿en qué empresas son obligatorios?

En este mundo globalizado, lleno de siglas y acrónimos, los que trabajamos en el sector de la alimentación escuchamos muchas veces estas siglas y a veces no está muy claro a qué se refieren y cuál es su sentido.

Origen:

El sistema APPCC (ANÁLISIS DE PELIGROS Y PUNTOS CRÍTICOS DE CONTROL), nace en los años 60 de la mano de la NASA y de los laboratorios de la Armada de los Estados Unidos, para asegurar y garantizar la salubridad de los alimentos que tenían que llevar los tripulantes de la nave Apolo en su viaje a la luna. Más tarde el sistema se aplicó a la elaboración de alimentos conservados con poca acidez, para evitar la contaminación de Clostridium botulinum y su toxina.

¿qué es el APPCC?

El Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC) es un sistema por el que vamos a conocer los riesgos y peligros que pueden afectar a los alimentos que entren en nuestro establecimiento en cada una de las fases por las que pase. Cuando sabemos los peligros que pueden aparecer, podemos establecer medidas para evitarlos.

Cualquier establecimiento en el que se manipulen alimentos, ha de establecer un sistema de autocontrol sanitario, de forma que la seguridad alimentaria quede garantizada.

industria

Antes de aplicar el sistema APPCC en el establecimiento hay que cumplir la normativa vigente en materia alimentaria, aplicar las buenas prácticas de manipulación e higiene y aplicar los programas de limpieza y desinfección y de desinsectación y desratización, es lo que se llama planes generales de higiene o prerrequisitos que son específicos de cada establecimiento o industria y que también deben incluir el plan de control del agua potable, plan de control de los proveedores y las materias primas, control de la trazabilidad, de la cadena de frío, la gestión de residuos, del transporte cuando proceda e incluso plan de gestión de los alérgenos.

Principios del APPCC

Los 7 principios generales sobre los que debe asentarse un sistema APPCC son los siguientes:

Principio 1: Identificación de los peligros, análisis de riesgos y determinación de las medidas necesarias para su control.

Identificar cualquier peligro alimentario, de manera que su prevención, eliminación o reducción a niveles aceptables sea esencial para la elaboración de alimentos seguros.

Para saber cuáles serán los peligros que nos pueden aparecer en nuestro establecimiento debemos ir analizando paso a paso todas las fases por las que pase el alimento, desde la materia prima hasta su terminación, almacenamiento o comercialización. Por ejemplo, que las materias primas vengan contaminadas por microorganismos, plaguicidas, medicamentos, etc. Si además estas materias primas no se conservan a la temperatura adecuada, aumenta el peligro.

Dentro de los peligros que identifiquemos, debemos distinguir entre: aquellos que si reducimos su presencia dejan de ser perjudiciales para la salud y aquellos que deben ser eliminados porque su sola presencia resulta perjudicial.

Principio 2: Identificación de los puntos críticos.

Identificar los puntos de control críticos que son las fases en las que se puede aplicar un control y que es esencial para prevenir o eliminar un peligro relacionado con la inocuidad de los alimentos o para reducirlo a un nivel aceptable.

No todas las fases de elaboración son puntos de control crítico, sólo en las que al establecer un control podemos reducir o eliminar un peligro.

Principio 3:  Establecimiento de límites críticos para cada punto crítico.

Establecer límites críticos en los puntos de control crítico, que separen la aceptabilidad de la no aceptabilidad para la prevención, eliminación o reducción de los peligros identificados. Para las medidas que tomemos en los controles establecidos debemos saber que valores vamos a admitir.

  • En los controles de temperatura: hay uno máximos y mínimos para la temperatura de refrigeración.
  • Los límites microbiológicos son las cantidades de gérmenes de un tipo determinado que vamos a admitir en un alimento. En salmonella el límite es su presencia.
  • Los límites químicos (residuos, aditivos,…) también deben quedar establecidos.
  • Otros límites como las características organolépticas de las materias primas (olor, color, textura, etc.) también se pueden controlar y establecer unos límites bien definidos.

Principio 4:  Establecimiento de procedimientos de vigilancia y control.

Establecer y aplicar procedimientos eficaces de control en los puntos de control crítico. Para comprobar que las medidas preventivas están dentro de los límites críticos, debemos observar sus valores y anotarlos.

IMG-20150415-WA0005

Por ejemplo si para una cámara de refrigeración el límite crítico es 3oC, debemos comprobarlo con frecuencia, tomando la medición y anotándola en hojas de control especialmente diseñadas para esto.

Principio 5: Establecimiento de las medidas correctoras que deberán tomarse en caso necesario.

Establecer las medidas correctoras para cuando un punto de control crítico no está bajo control. Debemos tener siempre previsto que medidas adoptaremos (desde retirar un producto o rechazarlo hasta elaborarlo y consumirlo rápidamente).

Principio 6: Establecimiento de procedimientos de comprobación y revisión.

Establecer procedimientos de verificación para comprobar que el sistema funciona eficazmente y en su caso, se adapta o debe modificarse ante cualquier cambio en los procedimientos de elaboración del establecimiento.

Principio 7: Establecimiento de la documentación correspondiente a todos los procedimientos y registros.

Diseñar documentos y llevar registros que demuestren la aplicación efectiva de los procedimientos del sistema de autocontrol descritos. Todos los controles deben quedar registrados en las hojas de control y deben ser firmados por la persona que lo realiza.

Implantación del APPCC

La implantación de Sistemas de Autocontrol en las empresas alimentarias es el método esencial reconocido por las normas internacionales tanto por el Codex Alimentarius como por el Reglamento (CE) nº 852/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo de 29 de abril de 2004 relativo a la higiene de los productos alimentarios, que obliga a su implantación en todas las empresas alimentarias para garantizar la seguridad e inocuidad de los alimentos en cada fase de la cadena alimentaria.

Empresas donde cabe facilitar la aplicación del APPCC

El concepto de APPCC permite aplicar los principios del APPCC con la flexibilidad necesaria para poder aplicar este sistema en cualquier circunstancia. En el anexo II se analiza el grado de flexibilidad y se dan orientaciones sobre una aplicación simplificada de los requisitos del APPCC, en particular en pequeñas empresas alimentarias.

El Reglamento (CE) nº 852/2004 no dice de manera específica en qué tipo de empresas alimentarias puede aplicarse un procedimiento simplificado basado en los principios del APPCC. Sin embargo, en el contexto general de las nuevas normas de seguridad alimentaria, los efectos del requisito de crear, aplicar y mantener un procedimiento permanente basado en los principios del APPCC deben ser proporcionales y estar basados en el riesgo. En particular, cuando se considere la posibilidad de aplicar procedimientos basados en el APPCC simplificados, deberán tenerse en cuenta los peligros vinculados a determinados tipos de alimentos y al proceso que se aplique al alimento.

IMG-20150415-WA0008

En algunos casos, sobre todo en las empresas alimentarias donde no se preparan, fabrican ni transforman alimentos, puede parecer que los requisitos previos bastan para controlar todos los peligros. En tales casos, puede considerarse que se ha llevado a cabo la primera fase del procedimiento de APPCC (análisis de peligros) y que no hay ya necesidad de desarrollar y aplicar los demás principios del APPCC.

Este tipo de empresas pueden ser (entre otras):

  • carpas, puestos de mercado y vehículos de venta ambulante
  • establecimientos que sirven principalmente bebidas (bares, cafeterías, etc.)
  • pequeños comercios al por menor (por ejemplo, ultramarinos)

En estos casos sería suficiente con la implantación de un programa APPCC simplificado que incluiría únicamente planes generales de higiene y la primera fase del procedimiento APPCC (análisis de peligros), si se justifica que de esta manera quedaría garantizada la inocuidad alimentaria.

En Simbiosis, S. Coop. Galega tenemos amplia experiencia en la implantación de autocontroles basados en los principios del APPCC en establecimientos minoristas e industrias del sector alimentario por lo que podemos asesorarte y ayudarte a implantarlo. También, si estás interesado en el tema, puedes formarte con nuestros cursos adaptados a todos los horarios y circunstancias personales y profesionales.

Autora: Inés Carreira Fernández

La presencia de alérgenos en los alimentos

En los últimos años, la prevalencia de las alergias e intolerancias alimentarias se ha incrementado, así como el interés de los consumidores al respecto, por ser una cuestión de seguridad alimentaria y salud pública.

Todas las personas involucradas en la producción, comercialización, y distribución de alimentos deben ser conscientes de las implicaciones de la presencia de alimentos alérgenos y la necesidad de gestionar el consiguiente riesgo y por ello deberán tomar conciencia de las medidas necesarias para minimizar el riesgo de contaminación cruzada de alérgenos y recibir para ello una formación adecuada.

frutos secosLa gestión de los alérgenos debe abarcar todos los aspectos de la empresa, desde el suministro y la manipulación de la materia prima hasta la fabricación, el procesamiento y el empaquetado del producto final.

El Reglamento UE  1169/2011, sobre la información alimentaria facilitada al consumidor estableció la obligatoriedad de declarar la presencia de cualquiera de los alérgenos que figuran en el Anexo II del citado Reglamento y que son las siguientes sustancias:

1. Cereales que contengan gluten, a saber: trigo (como espelta y trigo Khorasan), centeno, cebada, avena o Continue reading

Las “terribles” grasas trans: cómo se forman, dónde podemos encontrarlas y cuales son sus efectos adversos para la salud

Todas las entidades implicadas en la salud pública a nivel mundial están de acuerdo en que el consumo elevado de grasas trans es perjudicial para la salud.

bolleria donuts– La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda que su consumo no supere el 1% de de la ingesta energética total.

– La FDA (Food and Drug Administration de Estados Unidos) recomienda que su ingesta sea lo más baja posible y en el etiquetado de los alimentos se deben identificar las grasas trans y sus valores concretos.

– En Europa en el Reglamento UE nº 1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo sobre la información alimentaria facilitada al consumidor dice en el artículo 30 que la información nutricional obligatoria obligatoria incluirá el valor energético Continue reading

Todo lo que hay que saber sobre los huevos

Características nutricionales

El huevo es un alimento básico para la dieta habitual con un elevado contenido proteico, con proteínas de alto valor biológico y con un contenido en grasas que se caracteriza por una muy buena relación entre ácidos grasos insaturados/ácidos grasos saturados y un elevado contenido de colesterol (400mg/100g).

El huevo ha pasado de ser un alimento muy apreciado por su bajo coste, su proteína de excelente calidad y su elevado contenido vitamínico-mineral, a restringirse su consumo Continue reading