Cura de uvas

Una vez finalizadas las vacaciones, para la mayoría de nosotros, está a punto de acabar también el verano, el periodo estival, en el que seguramente habremos aprovechado al máximo, sacando el mayor rendimiento del sol, el calor, los paseos al aire libre y el esplendor de la naturaleza.

Es el momento de plantearse nuevas metas, trazarnos nuevos propósitos y objetivos no sólo con la intención de hacerlos realidad, sino de manera que pueda llevarnos calidad a nuestra vida.

De hecho la mayor parte del mes de septiembre estamos aún en verano, “aunque ya lo veamos con otros ojos”.

uvasEs el mes de la vendimia y de algunas cosechas, el mes de la vuelta al “cole” y de tomar nuevamente el ritmo de los horarios y de la rutina habitual que nos acompañará de ahora en adelante. Podría decirse que es una especie de periodo de reajuste y de reposicionamiento, es decir, de centrarnos para volver a empezar.

Los textos chinos adjudican la quinta estación al intervalo que abarca el fin del verano y el inicio del otoño.

Estación corta pero intensa en la que se ha producido el tránsito entre el crecimiento y la recolección y que podríamos llamar “la estación del verano tardío”, en el que la Tierra ya ha dado sus frutos que han alcanzado la madurez; por tanto, todas las cosas que tengan funciones de producción, soporte y recepción, van a ser las encaradas de producir energía a través de los alimentos, para transportarla a todo nuestro organismo.

Es la época de la reflexión, el pensamiento fluido y la razón.  Debemos saber que cuidar del bienestar físico es importante e imprescindible para nuestra salud, pero no hay que olvidar que un trabajo intelectual excesivo, una reflexión continúa y desmesurada, y un girar en torno al mismo tema para llegar a ningún lado no hacen sino impedir el desarrollo de una energía mental que acabará siendo incapaz de discernir, juzgar y decidir adecuadamente en todo momento y en cada situación.

Para ello debemos poner en práctica nuestra información recibida sobre nutrición, recordaremos con una ligera pincelada sus contenidos:

Alimentos recomendables para el otoño:

  • Dieta tibia-caliente. Evitar alimentos secos.
  • Hidratar con caldos vegetales caliente.
  • Alimentos que humedezcan e interioricen la energía.
  • Setas: suben la energía (shitake fresca).
  • Alimentos de color blanco y que sean picantes suaves como: el nabo, el rabanito, el daikon.
  • Peras. (Tienen tropismo para el pulmón).
  • Alimentos más cocidos que crudos.
  • Fermentos: chukrut.

Pero en este momento de transición en la Naturaleza y de ajustes en nuestras vidas, y para re-marcar la diferencia entre los días de bochorno veraniego, es recomendable, hacer una desintoxicación a base de uvas durante tres días, para ayudar a eliminar toxinas; “las toxinas del verano”. Y así poder aumentar nuestra energía defensiva limpiando el intestino grueso.

uvas 3

La uva constituye uno de los principales alimentos desintoxicantes. Este tipo de cura nos reforzará el organismo antes de la entrada del frío, y nos prepararemos para “los resfriados” del invierno.

Es importante realizar esta cura cuando el fruto se encuentra en su máxima madurez, es decir desde finales de verano hasta mediados de otoño.

Principales virtudes de la uva:

  • Para tratar el estreñimiento (aunque algunas veces se produce estreñimiento durante los primeros días de la dieta, por la riqueza en taninos de esta fruta) y las hemorroides.
  • Ayuda a controlar la hipertensión y el nivel de colesterol en sangre
  • Tratamiento de reuma, gota y artritis
  • Estimula hígado y páncreas
  • Mejora el estado de la piel
  • Mejora el estado de ánimo y mantiene buena salud de los nervios
  • Hidratación del organismo
  • Eliminación de toxinas, limpieza del intestino de toxinas, etc.

Dieta de la cura de uvas

Esta dieta resulta recomendada para cualquier persona que no esté enferma. Las personas con cualquier enfermedad deberán consultar previamente a su médico.

Esta dieta no es adecuada para: diabetes.

Las personas con acidez o gastritis, deberán pelar la uva y no ingerir las pepitas, pues estas son las que estimulan más la producción de jugo gástrico.

Es una dieta en la que se realizan cinco comidas: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.

Su bioquímica es alcalina ayuda a restablecer el pH sanguíneo. Además de regular el pH, desintoxica y descongestiona el hígado (facilita la secreción de bilis) y descongestiona el bazo, ayudando a la regeneración del plasma.

Las uvas deben alternarse, tanto la blanca como la negra, elegiremos las maduras pues nos aportarán mas vitaminas y oligoelementos.

La duración es de tres días y un día de salida o readaptación. Mejor comenzarla hacia el fin de semana para poder sobrellevarla con constancia y tranquilidad.

Día 1

Desayuno:  Comenzar ingiriendo las uvas desde por la mañana, al desayuno, se puede acompañas por una infusión drenadora como: diente de león, fumaria, bardana, zarzaparrilla…

Media mañana: Uvas con una de las infusiones drenadoras después de la ingesta.

Almuerzo: Ingesta de uvas exclusivamente con una infusión drenadora después de la comida.

Merienda: Ingesta de uvas exclusivamente con una infusión drenadora después de la merienda.

Cena: Las uvas recomendadas y tomar la infusión depuradora.

NOTA:

Lo ideal sería beber dos vasos de agua en ayunas. Un vaso de agua media hora antes de las comidas (se puede combinar agua de mar rebajada con agua dulce), y la infusión depurativa (1 taza).

Es importante cenar temprano y muy importante también masticar y ensalivar bien antes de tragar, comiendo despacio y tranquilo.

Día 2 y Día 3

Días de cura con ingesta exclusiva de uva Igual que el día 1. Beber entre litro y litro y medio (puede ser mezclado con agua de mar), al día. Evitar beber durante las comidas.

 A partir del 4º día se irán incluyendo progresivamente los alimentos, empezando por las verduras (tomate, cebolla, lechuga) después hortalizas (al vapor, cocidas, horneadas) y posteriormente pescado y si lo creemos necesario la carne, se empieza con carne blanca (pavo, pollo) y al cabo de una semana se introduce en la dieta la roja.

Es aconsejable terminar la cura con un enema de manzanilla 1 c.s. en medio litro de agua, hacemos una infusión y la dejamos templar antes de introducirla en el colon. Y paseos por el campo o la playa.

Autora: Isabel Gallego Quintana

Ensalada de endivias

Este plato resulta delicioso al paladar, ligero de digerir, altamente hepatoprotector, y es ideal como entrante en la comida del mediodía.

Ya sabemos que todo lo que podamos comer en crudo nos va a aportar las famosas enzimas, además nos aportará la fibra necesaria para nuestra salud intestinal, ya que ayudará a proteger nuestras mucosas digestivas. Y si nos “pasamos con las proteínas animales o con la grasa, en estos días de barbacoas y churrascos…, nos ayudarán a “llevar la sobre carga alimentaria”.

Nos aportan calcio (para la salud de nuestros huesos), magnesio, potasio (para el control de los líquidos). Vitaminas del grupo B, y fosforo que nos ayudan con el sistema nervioso y con la memoria (las nueces y las pasas).

Al nutrirnos con esta combinación contribuimos a eliminar el colesterol y a fluidificar la sangre y a proteger el sistema cardio-circulatorio

Ensalada de endivias Isabel

Ingredientes:
 - 4 endivias
 - 2 manzanas (variedad, al gusto)
 - 50g de pasas de Corinto
 - 15-20 nueces peladas
 - 2 cucharas soperas de mostaza 
 - 2 cucharadas soperas de aceite de oliva de 1ª presión
 - 1 cucharada de Ágave o de sirope de arce
 - 1-2 cucharas soperas de vinagre de manzana sin pasteurizar 

Preparación:

Lavar las endivias y las manzanas.
Cortar el tronco de las endivias y las manzanas en daditos pequeños. El resto de las endivias deshojarlas y reservar.
Presentar las hojas en el plato.

Mezclar los daditos restantes con las nueces troceadas y las pasas. Y rellenar las hojas de las endivias.
Emulsionar los ingredientes de la vinagreta (aceite, vinagre, Ágave y mostaza) en un bol y regarlo por encima del plato ya preparado.

Autora: Isabel Gallego Quintana

Ensalada mixta

Otra receta sencilla que resulta ideal para esta época estival que contiene carotenoides (pro vitamina A) de la zanahoria, flavonoides de la remolacha , del tomate licopeno, del aguacate vitamina E.

Protege la piel de la exposición solar, tan frecuente en esta estación. Aportando agua y fibra que nos ayudan a evitar la retención de líquidos y hacen que el intestino se regule. Contiene minerales: hierro, sodio, potasio y azufre, útiles para nuestros músculos, tendones y huesos.

Estos vegetales poseen cantidades importantes de nutrientes que son imprescindibles para la salud y reparación del cuerpo

Ingredientes

. 4 tomates maduros
. 1 manojo de rabanitos
. 2 cebollas tiernas
. 2 aguacates maduros
. 6 zanahorias
. 2 remolachas frescas medianas
. sal de hierbas
. vinagre de manzana sin pasterizar
. aceite de oliva de 1ª presión en frío

 

Preparación:

Lavar y pelar todos los vegetales. Trocearlos a dados, o rallar las zanahorias. Aderezar al gusto.

Ensalada mixta Isabel

Autora: Isabel Gallego Quintana

Helado de yogur

.. Y ya para rematar… ¿nos atrevemos con un helado de yogurt?

Una de las ventajas del yogur helado es que su sabor suave y su textura cremosa suponen el contrapunto perfecto para acompañarlo de fruta, así animaremos a los niños a que tomen una merienda sana y rica. Este helado de yogur es uno d elos más fáciles y rápidos de preparar

Ingredientes:

2 yogures griegos (o naturales)
250 ml de crema de avena
2 c.s. de ágave

Preparación:

1. Batir ligeramente la crema (debe estar muy fría) con las varillas hasta que esté semimontada.

2. Batir los yogures con el ágave. Añadirlo a la mezcla anterior y batir hasta que se forme una masa cremosa.

3. Para hacer el helado con heladera, llevar la mezcla a la nevera durante unas horas para que la mezcla se enfríe. Después, volcarla en el vaso de la heladera siguiendo las instrucciones del fabricante.

4. Este helado de yogur también se puede hacer sin heladera. Para ello, verter la mezcla en un molde metálico y lo más plano posible (para que enfríe más rápidamente). Tapa con papel film transparente y lleva al congelador. Remueve la mezcla cada media hora durante las primeras tres horas, para romper los cristales de hielo.

Helados Isabel

Cuando llega el calor y apetecen cosas fresquitas, …¿Qué hay más fresco que un helado?

Podemos cambiar son algunos ingredientes:

Ingrediente   Se puede sustituir por
Leche Bebida de avena, arroz, almendras, etc. En general cualquier bebida vegetal  con o sin sabores.
Nata líquida Crema de avena o de arroz para cocinar
Crema de leche Crema de arroz, crema de soja para cocinar
Nata montada             Nata montada o para montar de coco o de arroz
Chocolate con leche Chocolate negros sin lácteos y bebida vegetal
 Autora: Isabel Gallego Quintana

 

¡Ya está aquí el verano!…, bueno aún no nos martiriza su “estruendoso calor”, pero ya falta menos.

…Y como modo preventivo, podemos ir haciéndonos a la idea para poder confeccionar una comida refrescante, para esos días en los que “Lorenzo apriete fuerte”…

Para ello hoy recurriremos a una hortaliza que, por regla general, nos gusta y refresca a todos:

El tomate

Ese rojo llamativo, o amarillo y también verde oscuro, que algunos lo clasifican como hortaliza y fruta (tiene las semillas dentro, es carnoso, sale de una flor y es, mucho más parecido a una sandía que a una col), por su color se parece a la ciruela, al melocotón rojo. Las clasificaciones no tienen por qué ser excluyentes.

Por lo general tiene cuatro cámaras, al igual que nuestro corazón.

tomatesEs fuente de licopeno, que aumenta con su maduración. Esa sustancia química vegetal que reduce el riesgo de enfermedades del corazón y produce regresión de algún tipo de cáncer. Posee propiedades antioxidantes, y actúa protegiendo a las células humanas del estrés oxidativo, producido por la acción de los radicales libres, uno de los principales responsables de las enfermedades cardiovasculares, y del envejecimiento. Alimento muy nutritivo que elimina el ácido úrico y reduce el colesterol.

Está muy presente en nuestra dieta y tiene infinidad de preparaciones: salsa de tomate, tomates secos, tomates al horno, ensalada de tomate, mermelada de tomate, tomates rellenos, sopa de tomate, gazpacho, zumo de tomate, o tomate confitado como acompañamiento de algunos platos.

Infinidad de recetas para el verano que llenarán de buen sabor y refrescarán nuestro paladar-

Los conquistadores españoles que fueron a México, poco después del descubrimiento del Nuevo Mundo, “descubrieron” el tomate y se trajeron algunas semillas a España, iniciando así la introducción del tomate en Europa.

Los tomates se dieron excepcionalmente bien en la tierra templada que rodea el Mediterráneo, así el tomate gradualmente se fue introduciendo en las cocinas regionales.

La historia de esta “hortaliza/fruta” comienza su “estrellato” cuando el gazpacho, la pasta y la pizza, especialidades de la cocina Mediterránea que han estado presentes durante siglos, conocieron EL TOMATE…

El tomate se puede utilizar más en verano es expansivo, refrescante, tiene mucho licopeno, excelente para los problemas de próstata (tiene que ser frito).

Pertenece al grupo de las solanáceas, se deben consumir en temporada y madurado en la planta.

Pero en este verano, vamos a preparar otra “delicatessen” Mediterránea que puede que venga bien tanto en el Sur como en el Norte, para esos días calurosos en los que nuestro organismo necesita una alimentación que le refresque, lo relaje y lo nutra eficientemente.

… Vamos a confeccionar SALMOREJO… Esta receta fantástica nos aporta todos los nutrientes que contiene esta maravilla de hortaliza/fruta.

Salmorejo

El Salmorejo Cordobés es una de las banderas de Córdoba.El salmorejo, propiamente dicho, se compone de un majado (machacado, triturado) de una cierta cantidad de miga de pan, a la que se le incluye además: tomate, aceite, vinagre de montilla (opcional) ajo y sal, y existen multitud de variedades.

Es una crema servida habitualmente como primer plato; se trata de una preparación tradicional.

Se suele servir con pedacitos de otros alimentos en su superficie como: virutas de jamón, picatostes, o con migas de huevo duro, o trocitos picaditos muy finos de mojama. Por los ingredientes empleados se trata de un alimento y preparación bastante económica. Es frecuente servirlo fresco.

Posee algunas similitudes con el popular gazpacho; entre las diferencias cabe destacar el abundante uso de pan en su elaboración que hace al salmorejo más denso. Por otra parte, el salmorejo emplea como verduras únicamente tomate y ajo, mientras que el gazpacho se elabora con otras hortalizas como son el pepino, pimiento y cebolla.

Algunos platos andalusies con pan y vinagreta se servían en las bodas y se denominaban al-mujallal. Todas estas preparaciones eran de origen humilde y popular.

 Hasta aquí las recetas tradicionales, las que se han confeccionado durante siglos en esta zona del Mediterráneo.

 salmorejoIngredientes

1000 gr de tomates pera (ecológicos) maduros y rojos y pelados
2 o 3 calabacines maduros
1 diente de ajo
1 cucharadita de sal de Bretaña (al gusto)
30 gr de vinagre (al gusto)
100 gr de aceite de oliva de 1ª presión en frío
100 gr de mojama (para decorar, opcional)
1 o 2 huevos duros (para decorar)

Preparación

  1. Cocer los calabacines durante 15 minutos aproximadamente o hasta que los veamos tiernos. Reservar hasta que se enfríen y escurrirlos muy bien una vez fríos, volver a reservarlos en el frigorífico. (podemos cocer los huevos a la misma vez)
  2. Poner los dientes de ajo, el tomate (mejor pelado), los calabacines reservados y la sal. Pasamos la túrmix y trituramos el tiempo necesario para dar la textura que deseemos (más o menos fina).
  3. A continuación vertemos poco a poco el aceite con la batidora en marcha sobre la textura del salmorejo hasta terminar los 100 gr. Verteremos el salmorejo en una fuente y lo reservaremos dos horas antes en el frigorífico.
  4. Trocear los huevos duros. Reservar
  5. Troceamos la mojama en pequeños trozos y reservamos.
  6. Unos minutos antes de servir, adornaremos la superficie con los huevos picados y la mojama picada. Servir muy frío.

Es una buena receta, ¿os habréis dado cuenta que varía un poco de la tradicional?, y así es.

Pretendo que sea compatible con nuestra forma de alimentarnos, quitando de en medio el exceso de hidratos de carbono, sustituyéndolos por el calabacín bien escurrido, que la da una consistencia muy cremosa y muy fina al plato… y de paso podemos comerlo sin “problemas” de “incompatibilidades digestivas o de “problemas con la dieta”.

Comprobaréis que el resultado es buenísimo, cuando hagáis la prueba, y no se nota nada que no lleva pan.

Solo me resta Desearos FELIZ VERANO, LLENO DE SOL, LUZ, PAZ y AMOR para todos

Autora: Isabel Gallego Quintana

 

El Jengibre

jengibreEl jengibre es un buen preventivo de problemas digestivos, ayuda a tener una mejor digestión, pues ayuda al flujo biliar. Mezclar jengibre rallado con jugo de limón ayuda a calmar el tracto digestivo, bueno para las malas digestiones y flatulencias

Descongestionante y antihistamínico natural, útil en el tratamiento de resfriados, gripe y otras afecciones respiratorias.

Externamente el jengibre se utiliza Sigue leyendo